LOADING

Type to search

Vacuna probada en macacos podría prevenir la transmisión del zika en embarazos

Salud

Vacuna probada en macacos podría prevenir la transmisión del zika en embarazos

Share

Por: -Agencia Sinc

Las mujeres embarazadas afectadas por el zika transmiten el virus a los fetos, pero aún no existe vacuna para prevenir el contagio. Un nuevo estudio propone una vacuna experimental, probada en macacos, que se administra antes de la concepción y previene futuros abortos.

La infección por el virus del Zika en mujeres embarazadas se asocia con un alto riesgo de efectos fetales adversos, incluida la muerte fetal, la microcefalia y otras anomalías denominadas colectivamente síndrome congénito por el virus del Zika. En la actualidad, no hay vacuna aprobada disponible. Un estudio, publicado en la revista Science Translational Medicine, presenta una vacuna experimental probada en macacos Rhesus (Macaca mulatta) con resultados positivos. La novedad reside en que la inyección es administrada antes del embarazo(Lea: Al menos 277 lesionados por pólvora en lo que va de diciembre)

Los resultados muestran que en las hembras vacunadas el virus estuvo menos presente durante el embarazo y la situación del feto mejoró. Según el equipo de investigación, liderado por la Universidad de California en Davis (EE UU), el trabajo podría apoyar el desarrollo de la vacuna experimental de ADN del zika (VRC5283), que en la actualidad se encuentra en los primeros ensayos en humanos.

El nuevo estudio, realizado en macacos, pretende reconstruir un escenario real donde las mujeres puedan ser vacunadas meses o incluso años antes de quedarse embarazadas. De hecho, es la primera prueba de una vacuna contra el zika administrada antes de la concepción, dice Koen Van Rompay, virólogo del Centro Nacional de Investigación de Primates de California en la universidad estadounidense.

Prevenir la transmisión

Esta investigación sugiere que la vacuna VRC5283 también puede prevenir la transmisión del virus del Zika de madre a feto en humanos. Estos estudios en animales pueden respaldar la vacuna que aún necesita ensayos clínicos adicionales para determinar su eficacia.

Los investigadores, que trabajaron en colaboración con científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, vacunaron a monas hembras con VRC5283. Después de la vacunación, dependiendo de sus ciclos reproductivos, las hembras permanecieron con machos y se les permitió procrear. Trece animales fueron vacunados en total y otras doce hembras no vacunadas (que sirvieron de control) quedaron embarazadas.

El equipo expuso a las monas preñadas al virus del Zika entre el primer y segundo trimestre de gestación. Los resultados confirman que las hembras vacunadas tenían menos virus en la sangre, y el virus persistió por un período más corto después de la exposición. Dos de las que no fueron vacunadas perdieron al feto al principio del embarazo debido a la infección por el virus. El estudio corrobora también que no se produjeron abortos tempranos en el grupo vacunado.

Protección frente al virus

Al final del embarazo, los investigadores buscaron el virus en los tejidos de las madres y los fetos. Se detectó ARN del Zika en once de los doce fetos del grupo de control no vacunado, pero no estuvo presente en los 13 fetos del grupo vacunado, lo que sugiere que la vacuna evita la transmisión del virus al feto. Los anticuerposcontra el virus Zika en las madres animales vacunadas permitieron la protección frente al virus.

Ahora, los científicos están analizando cómo el virus afecta al desarrollo de los jóvenes macacos, que presentan la misma malformación de la cabeza (microcefalia) que se observa en algunos bebés humanos. Los expertos creen que podría haber muchos más bebés expuestos al virus del Zika antes del nacimiento que podrían presentar déficits de desarrollo más sutiles.

“En nuestros estudios anteriores, encontramos lesiones cerebrales microscópicas en fetos expuestos al virus”, señala Van Rompay. Con la monitorización a largo plazo tras su nacimiento de los macacos que estuvieron mucho tiempo expuestos al virus durante el embarazo, los investigadores esperan detectar otros problemas que también podrían aparecer en niños humanos.


Tomado de: www.elespectador.com

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *